Hormiga fantasma | Boticaria | Ghost Ant |

Familia: Insectos

Descripción
Debe su nombre de fantasma a su pequeño tamaño y al color pálido de su cuerpo.  Puede reconocerse por su cabeza parda, de oscura a negruzca, y por sus patas pálidas y traslúcidas.  Miden entre 1.3-1.5 mm de largo.  Su cabeza y su tórax son de un color oscuro, que va del marrón al negro.  Sus antenas, pedicelo, gáster y patas son de color gris pálido, por lo que son difíciles de ver.  Sus antenas están divididas en doce segmentos y van engrosándose poco a poco hacia la punta.  Estas hormigas no tienen aguijón ni espinas en el tórax.  Estas hormigas desarrollan colonias grandes, con muchas reinas y miles de obreras.  Tienen el hábito de correr muy rápida y erráticamente cuando algo las molesta.  Se alimentan de néctar, miel y otras sustancias dulces.  También comen grasas, y ocasionalmente insectos muertos y vivos.  También comen huevos de artrópodos, por lo que ayudan a reducir el número de zancudos –Aedes aegypti–, transmisores de la fiebre amarilla y el dengue.  Forman filas para tomar la comida y llevarla al hormiguero o colonia.

Distribución
Se sabe muy poco acerca de su origen, pero se cree que podrían proceder de Asia o de África.  Sin embargo, se encuentra ampliamente extendida por los trópicos y sub-trópicos de todo el mundo.  Abunda en países como Cuba, Canadá, Chile, Estados Unidos y Puerto Rico. Se pueden encontrar tanto en el interior de los edificios como en exteriores cercanos a fuentes de agua o de alimento.  En el interior de las construcciones forman sus hormigueros en distintas partes, como huecos de las paredes, debajo las alfombras, detrás de los muebles, etc.  En el exterior construyen sus hormigueros debajo de rocas, huecos de árboles, raíces de las plantas,  macetas, escombros, etc.

Veritas • Libertas • Jvstitia

¿Quiénes Somos?

Inventario

Interactivo