8. Cupressus_lusitanica (1)

Cupressus lusitanica

Descripción
Árbol siempre verde de 30 o más m de alto. Su corteza rojiza se desprende fácilmente. Hojas diminutas (1 mm) de color verde oscuro a blanquecinas. Conos pedunculados, de forma globosa, con 6 a 8 escamas. Semillas amarillentas. Tiene conos todo el año.

Distribución
Del centro de México a Guatemala. En Guatemala es común a alturas de 2200 a 3300 m pero se puede encontrar en todo el país.

Propagación
Crece en suelos fértiles y bien drenados, preferiblemente al sol. Se puede propagar por semillas o por vástagos. Sus semillas maduran al segundo año y son recolectadas directamente del árbol, todavía en los conos. Los conos se secan al sol durante dos o tres días, a razón de 3 o 4 horas diarias. Luego se ponen en agua para escoger las semillas que no flotan. Estas se secan después durante otras tres horas. No requieren tratamientos pre germinativos antes de reventar. Se pueden sembrar en tablones de arena fina y cubrirlas levemente. Las semillas germinan entre 10 y 30 días. El trasplante se hace cuando las plantas alcanzan los 0.8 cm de altura. Se pueden podar las raíces para inducir su desarrollo. Las plantas deben estar en la sombra las primeras semanas y luego ser trasladadas a pleno sol. Se recomiendan fertilizantes y un buen control de las malezas durante los primeros años de crecimiento.

Usos
Este árbol se usa como ornamental en jardines, terrenos y fincas. Dado su denso y rápido crecimiento, suele utilizarse también en cercos vivos en muchos lugares del país. Debido a su dureza, su madera es una de las más aprovechadas en carpintería y en construcción. Es de color amarillo rojizo, con anillos visibles, textura fina y un veteado suave. También se utiliza como leña. De él se puede extraer aceite para aromatizar jabones, desodorantes y otros productos. Las hojas se emplean para hacer adornos y coronas, especialmente por Navidad. En otros países centroamericanos existen plantaciones de pequeños arbolitos navideños. En El Salvador se usa con carácter medicinal, para tratar las cicatrices y curar el sarampión.

Familia Descrip. importancia
La familia Cupressaceae, dentro de las coníferas, comprende de 150 especies distribuidas en todo el mundo, especialmente en áreas templadas de los hemisferios norte y sur. El género Cupressus incluye 15 especies, que se distribuyen mundialmente del oeste de Norteamérica a Guatemala y Honduras (en el Nuevo Mundo), por el mediterráneo, y por la cordillera del Himalaya y China (en el Viejo Mundo). En Guatemala solo está presente Cupressus lusitanica. Sus ejemplares se distinguen por ser árboles o arbustos dioicos o monoicos. Las hojas parecen más bien escamas opuestas unas a otras o dispuestas en verticilos. Los estróbilos de microesporangios (parte masculina) son muy pequeños, casi invisibles, y ordenados en posición axilar o terminal. El polen no tiene alas para dispersarse. Los estróbilos con mega esporas (parte femenina) son también pequeños y están en un cono leñoso, redondeado y estructurado en escamas.  En Guatemala, Cupressus lusitanica es abundante en el altiplano y sus ejemplares crecen asociados a los bosques de pino y encino. Su distribución natural llega solamente al norte de Honduras, pero se puede observar en otros países centroamericanos. En la Universidad Francisco Marroquín crecen varios cipreses, detrás de la biblioteca y en los jardines centrales.

Importancia Económica
Los géneros de importancia económica a nivel mundial incluyen Libocedrus, Thuja, Chamaecyparis, Cupressus y Juniperus. Todos se cultivan ampliamente como plantas ornamentales en parques y jardines.