Tillandsia bulbosa

Tillandsia bulbosa

Descripción
Los individuos adultos de esta especie son considerados como plantas pequeñas, de 15 centímetros de diámetro y 12 centímetros de alto. Presenta pocas hojas teretes (de paredes gruesas, para mayor retención de humedad) y orbiculares (se doblan sobre sí mismas, involutas, hasta quedar de forma redonda). No presentan tallo. Cuando la especie florece, puede crecer hasta alcanzar el doble de su tamaño. La especie presenta pocos tricomas dispersos en la zona externa de las hojas (abaxial). La inflorescencia emerge del centro de la planta, presentando las bractéolas en color rojo-naranja intenso y las flores en color púrpura.  El epíteto específico (nombre de la especie), bulbosa, proviene de la palabra bulbosus, la que es un adjetivo que significa bulbosa, que se refiere a la base de la planta, la que está hinchada. La planta tiene hábito epífito, ya que crece sobre los árboles y arbustos. La especie es mirmecofítica, ya que dentro de su base viven hormigas en simbiosis con la planta; es decir, las hormigas obtienen refugio y hogar, mientras que la planta obtiene nutrientes por medio de las excretas de los insectos. La planta es ageotrópica, ya que puede crecer de forma horizontal y también “de cabeza”, hacia abajo, sin perder su forma, ni doblarse hacia arriba, en dirección al cielo, a la luz.

Distribución
La especie tiene una amplia distribución, ya que se localiza desde México, Centroamérica, el Caribe y sudamérica, en donde se localiza hasta el norte de Brasil en el atlántico y Ecuador en el pacífico. La distribución vertical abarca desde el nivel del mar hasta por sobre los 1,450 metros de altitud.

Autor ficha
H. Castaneda